Entre todas las cosas sorprendentes que tiene nuestro cuerpo está la capacidad de modificar su temperatura según el ambiente en el que se encuentra. Esto nos sirve para mantener a nuestro sistema siempre en los mismos niveles saludables, así que cuando estamos en un ambiente cálido, nuestro cuerpo trabaja para enfriarse y hace lo contrario cuando estamos en un ambiente frío