¿Dolor de cuello? tu almohada puede ser la culpable

Pese a lo que la mayoría piensa despertar con dolor de cuello no es normal por los “achaques de la edad”. Hay muchas razones por las cuales puedes despertar con el cuello contracturado, torcido o doliendo sin saber por qué. Algunas de las causas más comunes son…

Músculos débiles o sin uso

la falta de ejercicio puede provocar que los músculos del cuello, hombros y espalda se debiliten. Obligándonos a tomar una mala postura durante el día y la noche, provocando el dolor.

Factores emocionales

Parece increíble pero es cierto, las preocupaciones, el estrés o la ansiedad tensan los músculos que rodean y soportan el cuello durante la noche. También es recomendable que revises si te duele la mandíbula al despertar. Esto es símbolo de que tensas la mordida mientras duermes en este caso es muy importante que acudas a un médico lo antes posible.

Dormir en un colchón demasiado suave

Si tu colchón tiene más de 5 años sin cambio quizás sea el momento de comprar uno nuevo. Los colchones de memory foam ayudan enormemente a mejorar la postura al dormir, pues se adaptan al cuerpo. También hay colchones Ortopédicos más rígidos, lo cual ayuda a dolores en la espalda media y baja, si tu dolor ya es crónico sería bueno que probaras con uno de estos. Lo importante es mantener la espalda recta y el cuello al nivel correcto.

Dolor de cuello almohadas altas

Almohadas muy altas o muy bajas

El colchón no es el único elemento importante para el descanso, tanto la almohada como las sábanas también influyen enormemente. Una almohada demasiado alta o rígida es el mayor de los problemas, pues tu cuello no se alinea a la espalda. También una almohada demasiado suave o delgada causa este problema, pero es posible que al dormir boca arriba se corrija la postura, situación que no ocurre con las almohadas altas.

Recomendamos que hagas una sencilla prueba para saber si tu almohada es correcta o si es la causante de tu dolor de cuello. Siéntate en el borde de la cama con la espalda recta y derecha y recuéstate lentamente de lado, procurando que tu espalda siga recta. Al llegar a la almohada baja lentamente tu cabeza hasta que esté completamente apoyada en ella. Si al llegar a la almohada tu cuerpo aun no toca completamente el colchón tu almohada es demasiado alta. Si tu cuerpo tocó el colchón y tu cuello siguió bajando es demasiado baja, en cualquiera de estos 2 escenarios recomendamos.

Primero que nada consultar con un médico.
Ajustar el relleno de la almohada.
Buscar almohadas de materiales diferentes al que usas actualmente.

Dolor de cuello por almohadas

Las almohadas de microfibra (sí, como las que anuncian en TV) permiten la circulación de aire, por lo que se mantienen frescas toda la noche. Tambien evita la acomulacion de malos olores y reduce la aparición de ácaros. Es suave al tacto pero lo suficientemente firme para soportar el cuello en la posición correcta.

La única posible desventaja de las almohadas de microfibra es que son un poco más costosas que las almohadas comunes. Pero,un descanso placentero y poder librarse del dolor de cuello no tiene precio. Aun así, durante esta temporada las almohadas de microfibra de Neztsleep contarán con un atractivo descuento del 25%, aprovecha para darle una oportunidad a este increible elemento del descanso y no te arrepentiras.

¿Te gusto este articulo?

Prueba el colchón Neztsleep durante 101 noches y descubre el verdadero descanso.

Click en la imagen para dirigirte a la tienda.

Banner Linio nezt_seleccionadas-01

Y tú ¿Sábes cuál es el colchón perfecto,
según tu estilo de vida?

cta1
cta2
cta3
cta4
cta5

Te a gustado el contenido de esta publicación?, nos agradaría que nos dejaras un comentario o mejor aun

Déjanos una reseña directo en nuestro facebook!!!

 

Suscribete

Descubre todo lo que hay detrás del descanso

Nezt© 2017 México D.F.

Neztsleep
ir a WhatsApp