Pesadillas: ¿porque se producen, causas y más?

Las pesadillas son experiencias desagradables que están en sueños, pueden ser tan realistas que nos enfrentan a nuestros temores.

Muchas películas de terror las usan como inspiración, ¿te acuerdas de Freddy Krueger? Saliendo de la ficción, profundizaremos en el tema: por qué las tenemos, de dónde surgen, por qué son más frecuentes en niños y consejos para evitarlas.

¿Qué son realmente las pesadillas?

Una pesadilla se produce en el sueño, es causada por una fuerte respuesta emocional, es decir, son sueños angustiantes que generan miedo o temor.

Generalmente aparecen en la fase de sueño más profunda, que es cuando experimentamos sueños de forma más real. La pesadilla contiene situaciones de peligro, malestar o pánico físico o psicológico, por ello podemos despertar alterados, con el corazón acelerado, nerviosos, gritando o llorando. También pueden provocar depresión, ansiedad y tristeza.

Causas de las pesadillas

Hay diferentes razones por las que podemos tener pesadillas:

1. Ansiedad

Cuando estamos ansiosos o nerviosos es común tener pesadillas debido a que es un reflejo de nuestro estado emocional. Los cambios muy radicales o problemas recurrentes en nuestra vida pueden generarlas, provocando tensión al cuerpo y mente.

2. Respuesta a una situación traumática

Cuando pasamos por un momento difícil como un accidente, asalto o la muerte, es común que experimentemos pesadillas. Los recuerdos son factores determinantes en el sueño y aunque sean inconscientes, pueden verse reflejados en ellos. Al tratarse de una experiencia negativa, se traducen en pesadillas.

3. Factores externos

Cuando no estamos completamente cómodos en la cama o en una posición adecuada, éstas acciones se reflejan en el sueño. A su vez, la temperatura (baja o elevada), el ruido en casa e incluso la propia respiración son factores que causan episodios de angustia que vivimos de forma inconsciente.

4. Salud

Hay condiciones de salud que pueden hacernos tener pesadillas como fiebre, problemas respiratorios o comer antes de dormir​. 

Los niños tienen más pesadillas que los adultos

Es común que los pequeños despierten por la noche, quieran dormir en la habitación de sus papás y hasta tengan miedo de quedarse dormidos con las luces apagadas. Esto sucede principalmente en los niños mayores de 5 años y es porque están en una edad en la que absorben todo tipo de información durante el día, el estar en constante aprendizaje hace que se desaten tensiones inconscientes y se vean reflejadas en los sueños.

Además, no debemos olvidar que los pequeños se impactan fácilmente y cualquier recuerdo negativo experimentado durante el día puede terminar en una pesadilla.

Las pesadillas recurrentes que interfieren el sueño y causan insomnio pueden requerir de ayuda médica, ya que dificultan el descanso de manera constante.

Curiosidades de las pesadillas

    • Después de los niños, los adolescentes son los que las experimentan más seguido
    • Entre los 25 y 55 años, disminuye la frecuencia de estos sueños
    • Las pesadillas que recordamos son las que soñamos cerca de la hora de despertar
    • Según un estudio realizado por científicos alemanes y publicado en la European Archives of Psychiatry and Clinical Neuroscience, los temas más recurrentes en las pesadillas son: caer al vacío, ser perseguido, llegar tarde, la muerte de un ser querido, el fracaso y quedar paralizado. Conoce más acerca de estas en otro de nuestros artículos aquí.
    • En el mismo estudio se reveló que las pesadillas en los hombres tienen que ver con violencia y pérdida de trabajo, mientras que en las mujeres se relacionan más con acoso sexual y la muerte de un ser querido

¿Cómo evitar las pesadillas?

      • Visitar a un especialista: Aunque es común que tengas pesadillas de vez en cuando, si notas que sucede demasiado seguido, visita a un especialista para detectar la razón que las puede estar causando.
      • Seguridad, tranquilidad y calma: Si tu hijo tiene pesadillas recurrentes, hazlo sentir seguro, tranquilo y calmado. Recuérdale que se trata solo de un sueño y que debe tomarlo como tal.
      • Acondiciona tu habitación: Duerme en un ambiente relajado. Regula la temperatura, elimina las fuentes de luz molestas y evita el ruido.
      • Colchón adecuado: Asegúrate de dormir en un colchón que le de soporte a tu cuerpo de forma cómoda y relajante.

Para eso no hay nada mejor que Nezt. Si todavía no lo conoces, te invitamos a hacerlo en nuestra tienda online, donde podrás adquirirlo de forma fácil y rápida.

¡El Mejor Descanso!

Maria Brockmann

Pasamos 2/3 partes de nuestra vida durmiendo por lo que encuentre el tema super interesante. Leo mucho acerca del sueño y el descanso, me informo, platico con especialistas y me encanta compartir contigo lo que encuentro

Te ha gustado el contenido de esta publicación?, nos agradaría nos dejaras un comentario o mejor aun

Déjanos una reseña directo en nuestro facebook!!!

Nezt © 2017 México D.F.