Reflujo y agruras nocturnas: El secreto para evitarlos

La hora de dormir debería ser el momento del día en el que nos olvidamos de todo y nos dedicamos solo a descansar, por desgracia hay personas que sufren con este momento ya que es cuando los malestares estomacales los atacan. El reflujo y las agruras nocturnas son síntomas muy molestos que alteran nuestro descanso, por suerte hay algunas cosas que podemos hacer para evitarlos.

Acidez estomacal y reflujo

Se denomina pirosis (popularmente agruras o acidez) a una sensación de dolor o quemazón en el esófago, justo debajo del esternón, que es causada por la regurgitación de ácido gástrico.

El dolor se origina en el pecho y puede radiarse al cuello, a la garganta o al ángulo de la mandíbula. La pirosis se ha identificado como una de las causas de la tos crónica, e incluso pueden confundirse con asma.

La sensación de ardor se origina por la exposición de la parte baja del esófago a los contenidos ácidos del estómago. Normalmente, el esfínter esofágico inferior que separa al estómago del esófago se debería contraer para evitar esta situación. Si el esfínter se relaja por alguna razón (como ocurre habitualmente al tragar), los contenidos del estómago, mezclados con ácido gástrico, pueden regresar al esófago. Este regreso se conoce también como reflujo, y puede convertirse en enfermedad de reflujo gastroesofágico si ocurre frecuentemente.

La peristalsis, la onda rítmica de contracción muscular en el esófago, en condiciones normales lleva la comida hacia abajo y a través del EEI (Esfínter Esofágico Inferior); es responsable de limpiar los contenidos del reflujo estomacal. Además, el ácido gástrico puede neutralizarse con los tampones químicos de la saliva.

Dormir del lado izquierdo, la solución

Se ha comprobado que la acidez nocturna mejora considerablemente si duermes sobre el lado izquierdo.

Esto se debe a que cuando te acuestas sobre tu lado izquierdo, el estómago cuelga hacia abajo y los líquidos se acumulan a lo largo de la curvatura mayor, lejos del esfínter esofágico inferior. Los líquidos, por tanto, permanecen más lejos del esófago y se les impide regresar.

Evita cenar muy tarde

Otra solución a este problema es evitar consumir alimentos cerca de la hora de dormir. Al evitar que el estómago esté lleno, entonces hay menos posibilidad de que el contenido regrese mientras dormimos.

Conoce los 10 Alimentos que te ayudarán a dormir bien.

Para mantener la postura durante la noche, es importante que tengas un colchón que respete tus movimientos y que se adapte a los diferentes bordes de tu cuerpo. Nezt es perfecto para esto, ya que su material toma la forma de tu cuerpo mientras duerme y te ofrece mayor comodidad sea cual sea tu postura.

Cynthia Saavedra

Fanática del estilo de vida saludable, interesada en compartir todo lo que sé sobre la base de nuestro bienestar “Dormir bien”. Entrevistas a especialistas, alimentación, noticias y tips de la vida cotidiana para mejorar tu descanso y tus días.

Nezt © 2017 México D.F.