Niños y bebés prefieren el calefactor en invierno