Colchones: Materiales adecuados para el dolor de espalda

Sería ideal que existiera un colchón que cura todos los males de la espalda, pero lamentablemente no existe. La ventaja es que sí hay colchones más adecuados para un tipo de dolor de espalda que otros. En este post intentaremos explicarte de la mejor forma posible el tema.

Necesitas un buen colchón, tengas o no tengas dolor de espalda

En general se dice que un buen colchón es el que permite que la columna vertebral quede perfectamente alineada cuando estamos recostados de costado, y con su forma de “S” natural cuando lo hacemos boca arriba. Esto suena bastante razonable desde el punto de vista fisiológico, aunque no hay ningún estudio formal que lo certifique.

¿Cómo podemos saber si un colchón alinea nuestra columna?

La única forma segura de saberlo sería utilizando una resonancia magnética, con las distintas combinaciones de colchones y personas con diferentes morfologías.

Pero algo un poco más sencillo sería utilizar mantas de presión (una especie de colchón delgado que marca la forma del cuerpo que se recuesta sobre ella). De esta forma aunque no podemos saber si la columna se encuentra alineada, sí podemos observar un mapa de presiones que ejerce un determinado colchón sobre el cuerpo que lo ocupa. Con esta información se puede detectar si las presiones son homogéneas en todo el cuerpo, en cuyo caso se puede suponer que la columna estará alineada.

El problema es que cada cuerpo es distinto y haría falta un colchón para cada persona.

Con todo esto, podrás darte cuenta de que el mundo del colchón perfecto para la espalda es un mundo de aproximaciones y supuestos que más o menos hacen sentido, pero no hay certezas demostradas.

Evidencias científicas

Evidencias científicas

Existe un estudio publicado por el doctor Kovacs en la revista the Lancet “Efecto de la firmeza de un colchón sobre la lumbalgia inespecífica crónica. Un ensayo clínico controlado, aleatorizado y doble ciego”

La conclusión de este estudio es que la firmeza media en los colchones mejora el dolor y reduce la discapacidad en los pacientes con dolor lumbar crónico inespecífico. Una segunda conclusión, aunque no es objeto de este estudio, es que los colchones, sólo por ser nuevos también mejoran, aunque en menor medida, el dolor lumbar. En ningún caso se hace referencia a qué material es el más adecuado.

Por lo tanto, se puede concluir que un buen colchón para la espalda debe tener firmeza media y durabilidad alta, esto quiere decir, que mantenga sus características inalterables en períodos largos de tiempo.

¿Qué colchón me ofrece eso?

En nuestra opinión el material viscoelástico, por su capacidad de adaptación al cuerpo, ofrece mayores posibilidades de alineación de la columna pudiendo conseguir una firmeza media. Las densidades y grosores demasiado altos pueden producir sensación de calor y atrapamiento del colchón. El confort también es importante, de nada sirve un colchón adecuado para la espalda si no nos sentimos cómodos con él ya que no dormiremos bien.

En definitiva, siempre que no exista una patología concreta asociada a las molestias lumbares, en cuyo caso solo tu médico podrá aconsejarte, es recomendable un colchón de firmeza media con alta durabilidad para el dolor de espalda.

Esperamos que esta información te sirva y que junto a Nezt encuentres el colchón ideal para ti.

Maria Brockmann

Pasamos 2/3 partes de nuestra vida durmiendo por lo que encuentre el tema super interesante. Leo mucho acerca del sueño y el descanso, me informo, platico con especialistas y me encanta compartir contigo lo que encuentro

Te ha gustado el contenido de esta publicación?, nos agradaría nos dejaras un comentario o mejor aun

Déjanos una reseña directo en nuestro facebook!!!

Nezt © 2017 México D.F.