Dolores de espalda: las 8 causas más comunes

El dolor de espalda afecta a personas de todas las edades y puede ser el reflejo de mala postura, desgaste de los huesos o lesiones. Para aprender un poco más del tema, vamos a conocer las enfermedades más comunes que pueden ocasionar este tipo de dolor.

1. Escoliosis

Es una malformación en la que la columna se curva hacia alguna dirección; por lo general de forma lateral. Puede presentarse en niños y adultos, y por lo general se corrige mediante el uso de fajas y con sesiones de terapia física.

Se presenta por diversas razones, entre ellas herencia (desde el crecimiento del feto), neuromuscular (aparece en personas con problemas en el sistema neurológico) y degenerativa, (cuando no se diagnostica durante la infancia y se manifiesta en la edad adulta).

2. Ciática

Puede aparecer como consecuencia de la presión excesiva o la irritación en las terminaciones nerviosas a causa de fracturas en los discos vertebrales, por alguna infección o hasta un tumor. Esta enfermedad se caracteriza por el dolor severo en una de las piernas, por donde pasa el nervio ciático. Por lo general el dolor se presenta en la parte trasera de la pierna y la cadera.

3. Lumbago

Así se le llama al dolor severo en la parte inferior de la espalda. Este dolor afecta a personas de cualquier edad y las causas más comunes son las hernias de disco, la osteoporosis, la artritis reumatoide, la escoliosis espinal y los tumores en la columna vertebral.

Algunos de los síntomas son: dolor en la espalda bajo, espasmos musculares en las zonas cercanas a la columna y adormecimiento de la espalda baja, las caderas e incluso las piernas.

4. Fibromialgia

Esta condición crónica hace que quienes la padecen experimenten dolores agudos en ciertos puntos del cuerpo, entre ellos la columna vertebral. Se trata de dolores musculares severos que afectan principalmente a las mujeres.

Además de fuertes dolores en las articulaciones, la fibromialgia puede reflejarse también con padecimientos como síndrome del colon irritable, migraña, desórdenes del sueño y cansancio crónico en las piernas.

5. Enfermedades degenerativas en los discos

Con el paso de los años, las articulaciones se deterioran, entre ellas la columna vertebral. Esto hace que se pierda la amortiguación entre los discos intervertebrales y se haga más complicado realizar esfuerzos físicos como cargar objetos pesados y realizar ciertos movimientos.

Estas enfermedades pueden hacer que se pierda flexibilidad y elasticidad, así como presentar dolores agudos en las zonas afectadas de la espalda.

6. Coxidinia

Se trata de la inflamación en la parte inferior del coxis, localizado en la parte inferior de la columna vertebral. Cuando se sufre esta enfermedad, los ligamentos y los tendones se hacen sensibles y comienzan a doler.

Algunos de los factores que pueden provocar esta condición son: caídas o accidentes, ejercicios físicos repetitivos (como andar en bicicleta), ciática, infecciones, lesiones en el parto y huesos fracturados, aunque también puede presentarse de forma espontánea, sin que se presente ninguna de las condiciones anteriores.

7. Fracturas de la columna vertebral

Son heridas en la columna en las que la espina se comprime anormalmente. Normalmente se presentan después de traumas o accidentes severos como caídas o choques de auto, cuando toda la fuerza recae verticalmente en la columna y se rompe una o más vértebras.

El riesgo de sufrir una lesión de este tipo, es que pueden aparecer graves daños en los nervios, e incluso puede causar parálisis en los brazos y piernas.

El dolor de esta afección es casi insoportable y suele localizarse en el área donde está la fractura, pero también se refleja en los nervios cercanos.

8. Dolor en la espalda por lesión

Hay dos tipos de dolor en la espalda: agudos y crónicos. Los agudos son muy fuertes, pero duran poco tiempo; y los crónicos aparecen todos los días, pueden ser severos o leves y estar acompañados por picazón, calambres en la piel y músculos y pueden ocasionar contracturas en diferentes músculos.

Puede expandirse hacia las piernas, los hombros e incluso la cabeza y se produce a una gran variedad de factores, por lo que es necesario estudiar cada caso de forma particular.

Aunque cada una de las causas del dolor de espalda que acabamos de mencionar tiene causas diferentes y es necesario analizar cada caso para determinar un tratamiento, existen ciertas medidas generales que puedes tomar para proteger esta zona de tu cuerpo. Procura tener una buena posición al sentarte, no pases mucho tiempo de pie y duerme siempre en una superficie que soporte los puntos de tu cuerpo de forma correcta, evitando que toda la presión caiga sobre tu columna.

Una gran opción es el colchón Nezt, que gracias a sus materiales y tecnología, se adapta a cada cuerpo. Conócelo en nuestra tienda online y comienza a disfrutarlo.

Dreams in a box

Nezt © 2017 México D.F.